• 03:32

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Se inicia hoy otro complicado camino económico para llegar a octubre

Lunes, 14 agosto 2023

El triunfo de Javier Milei movilizará al mercado. El dólar estará más en la mira que nunca. La imposible tarea de Sergio Massa en su doble rol de ministro-candidato. Juntos por el Cambio comienza una nueva y difícil arquitectura del poder.

Argentina seguirá siendo desde hoy el mismo país, pero su sistema político ciertamente comenzó a cambiar ayer. El sistema de partidos recibió un golpe demoledor con el triunfo de Javier Milei, mucho más duro aun si se piensa que es la primera vez en la historia moderna del país que triunfa en las urnas alguien que llega por afuera del armado tradicional. Las incógnitas sobre el futuro ahora se multiplican, sobre todo cuando el peronismo fue impactado como pocas veces en su historia. El kirchnerismo se tendrá que hacer cargo de este resultado, se guste o no a Cristina Fernández de Kirchner, sobre todo después de su reciente historia de increíbles desaguisados en la economía.

El mercado abrirá hoy operaciones con el convencimiento que anoche se consagró en primer lugar a un candidato como Javier Milei que sostiene la dolarización como elemento central de su política económica y en segundo lugar un partido que impulsa una salida del cepo lo más rápida posible. Difícil pensar hoy alguna reacción sobre el dólar que no sea tormentosa. Anoche en el mundo del dólar cripto ya había antecedentes de la presión que se vivirá en estos días con cotizaciones que llegaban hasta los $ 720.

Al mismo tiempo puede haber hoy un apetito claro por bonos y acciones; en los valores de default que aún tienen los activos argentinos sería extraño que no empezaran las apuestas por un futuro que respete las reglas del mercado en el que las cotizaciones vuelen.

No hay ningún indicador que anticipe algún cambio en ese esquema en los próximos meses. En Juntos por el Cambio la noticia más relevante es el triunfo de Jorge Macri en la Capital Federal. Ese avance del PRO en la ciudad en contra del radicalismo, que de la mano de Martín Lousteau soñaba volver a controlar el distrito, refuerza también la posición del socio principal en la alianza. Por primera vez, además, el PRO aumenta el peso territorial, después del triunfo de Ignacio Torres en Chubut.

Esa misma tendencia indica que el voto a Horacio Rodríguez Larreta se trasladará en su totalidad a Patricia Bullrich. El panorama que ofrecerá el país desde ahora hasta octubre obligará a que el voto moderado dentro de Juntos por el Cambio decante hacia posiciones más duras; hubiera sido improbable que se diera el camino contrario si Rodríguez Larreta se hubiera consagrado vencedor.

Sergio Massa resultó ayer el candidato presidencial más votado, pero no le garantiza un camino pacífico hacia octubre. Deberá transitar ese tiempo siendo con el doble rol de ministro-candidato en medio de un mar de malas noticias económicas. Difícil que pueda lograrlo.

Massa necesita que se libere cuanto antes el acuerdo real con el FMI y el desembolso de los U$S 7500 millones. Mientras tanto el directorio del organismo ya procesa la novedad de la existencia de una chance cierta de cambio de rumbo en Argentina, lo que ahora complica las cosas. Massa estará obligado, también por el kirchnerismo, a distribuir algún nuevo “plan platita” para compensar las malas noticias que seguirá trayendo la inflación. Este martes se conocerá el IPC de julio que viene por arriba de junio y agosto promete solo disgustos. El ministro tiene decisiones que tomar si quiere seguir en campaña.

Cuando ayer aun no se conocían los números oficiales de la PASO el mercado ya comenzaba a tomar posiciones. Con el triunfo de Milei el interrogante económico que se abría anoche era enorme, sobre todo para el equipo económico y el Banco Central.

En el directorio del BCRA siguieron casi con desesperación los discursos que se escucharon en el bunker de Juntos por el Cambio y el de Javier Milei en busca de señales sobre la mayor o menor dureza de posiciones.  Creen que de esas definiciones dependerá el nivel de intervención en el mercado que deberá tener el Central desde hoy.

No hay confirmación oficial sobre la dimensión de los refuerzos de caja que se organizaron desde la semana pasada. Uno de ellos fue la importación de casi U$S 350 millones desde los Estados Unidos para reforzar algo de poder de fuego en un contexto de reservas casi inexistentes si la tormenta arrecia hoy.

Se inicia desde hoy una nueva pelea, con batallas poco conocidas para los argentinos. Hay mucho por definir hasta octubre y algunas posiciones pueden cambiar. Mientras tanto la economía no acompañará  para lograr algo de tranquilidad y es seguro que el mercado tampoco ayude.