• 09:26

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Rosario: El Hospital Geriátrico Provincial encara mejoras por 48 millones de pesos

Miercoles. 12 octubre 2022

Las emblemáticas dos manzanas de la zona sur se levantaron a finales del siglo XIX. Actualmente aloja a 194 residentes

Aunque el edificio fue levantando ya desde 1880, en 1978 se constituyó como Hospital Geriátrico Provincial y su edificio es todo un símbolo de la zona sur de la ciudad, la pandemia de Covid 19 volvió a visibilizarlo de manera particular, tanto al espacio como a las casi 200 personas que lo habitan. Ahora, con un aporte de la provincia de 48 millones de pesos y a más de una década de los últimos trabajos importantes de remodelación en su infraestructura, el edificio de Ayolas 141 volverá a ser objeto de mejoras en la zona de la cocina, en la fachada y en sus centenarios patios interiores.

Si bien los aportes los hará el gobierno provincial y será la Fundación Concepto Kinesio, que lleva adelante actividades en el hospital, la que se encargará de gestionar las obras a través de un convenio firmado este miércoles, fue la propia ministra de Obras Públicas santafesina, Silvina Frana, la que señaló «la centralidad que mostró este lugar durante la pandemia, cuando comenzamos a tomar nota de los requisitos que necesitábamos garantizar en ese espacio que tienen más de cien años y que llevaba tiempo sin intervención».

Una de las últimas intervenciones se había llevado adelante conjuntamente con la Sociedad de Beneficencia, la misma que realiza gestiones en el Hospital Provincial, allá por septiembre de 2011, cuando se trabajó en la reforma de los pabellones, incorporando habitaciones privadas de tres camas que permitieron terminar con las largas hileras de 18 camas que había en cada uno de los espacios.

Actualmente, el hospital tiene 194 residentes, con una capacidad de 200 plazas, explicó la subsecretaria de Acceso a la Salud del Ministerio de Salud de la provincia, Laura Ortube, que además indicó que son 380 trabajadores los que a través de diferentes tareas garantizan a diario los cuidados, ya sea de los que llegan por su edad avanzada o bien en muchos casos por su condición de vulnerabilidad social.

Un lugar que además de contar con el espacio de residentes, tiene una guardia activa las 24 horas, así como un espacio de rehabilitación y kinesiología que «utilizan tanto quienes están en forma permanente en la casa como quienes asisten en forma ambulatoria», indicó Ortube.

Las reformas

La ministra de Obras Públicas detalló que será el sector de la cocina, los pasillos aledaños, las cañerías de servicios e incluso la tradicional fachada de la calle Ayolas, los sectores que principalmente serán intervenidos con las mejoras, en lo que definió como «una política concreta de un esquema de contención».

La necesidad de las obras fueron planteadas desde Salud, en tanto, ahora es la provincia la que hace el aporte financiero para que los trabajos se lleven adelante a través de un convenio firmado con la fundación.

«La inversión va a permitir refaccionar la cocina, llevar adelante la restauración específica de la campana, además de paredes y pisos», detalló Ortube, pero además indicó que «se mejorará la fachada por Ayolas con mejoras y una iluminación más vistosa».

Un office será otra de las intervenciones a realizar, así como los arreglos en las estructuras de los patios centenarios. «Están muy bien cuidados y se utilizan, pero es necesario arreglar también ese sector», dijo la funcionaria.

Así como Frana, la funcionaria de Salud indicó que el Hospital Geriátrico Provincial fue de los lugares hipercuidados durante la pandemia e incluso destacó «la bajísima tasa de contagios» que se dio durante los tiempos del Covid. Sin embargo, también lo remarca como un sitio «emblemático e histórico» del sur rosarino que nació casi a la par del histórico Hospital Provincial, por finales del siglo XIX aún llamado Hospital de la Caridad.

«Son edificios que crecieron juntos, que por años fueron atendidos por las Sociedades de Beneficencia exclusivamente y que, en este caso, recién en 1978 con sus dos manzanas, pasó a ser Hospital Geriátrico, lo que lo hace un emblema en la zona», concluyó Ortube.