• 16:56

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Las lluvias en Cataratas traerán un repunte del río Paraná en Rosario

Viernes, 14 octubre 2022

Si bien la mejora será pasajera, se estima que el caudal podría llegar hasta 2,5 metros por primera vez tras más de dos años y medio

Gentileza diario La Capital

Por Tomás Barrandeguy

Las impactantes imágenes de las Cataratas del Iguazú producto de las crecientes de los ríos a raíz de las lluvias constantes en esa zona dieron vueltas por todo el país en las últimas horas. Sin embargo, este escenario traerá alivio a las costas rosarinas debido a que se beneficiará el río Paraná que llegaría al nivel de aguas medias. La situación no ocurría desde marzo de 2021, cuando se superaron los 2,40 metros (límite de aguas bajas) por última vez. De todos modos, desde el Instituto Nacional del Agua (INA) indicaron que esta situación puede ser pasajera.

El pronóstico del río Paraná, elaborado por el INA indica que en Rosario se espera un nivel central de 1,74 metro con un máximo de 2,10 para la semana que viene; mientras que siete días después el nivel central se estima en 2,05 metros, con nivel máximo de dos metros y medio.

El principal motivo de la crecida son las lluvias persistentes e intensas sobre la región de respuesta hidrológica rápida, “la que reacciona ante lluvias de este tipo”, explicó a La Capital el ingeniero del Instituto, Juan Borús. Esta zona está comprendida por el este de Paraguay, Misiones, las cuencas media y baja del río Iguazú y la alta cuenca del río Uruguay.

“La cuenca del río Iguazú registra una crecida significativa, que supera los promedios de crecidas de los últimos 25 años”, detalló el ingeniero, aunque especificó que hay antecedentes de crecidas más importantes en ese período y que la última creciente fue en octubre de 2014.

Como anticipó Borús a este medio el miércoles, el pico de la crecida en la zona de las cataratas del Iguazú se dio ayer por la mañana, con un caudal de 17.500 metros cúbicos por segundo: “En el Punto Trifinio, encuentro de los ríos Paraná e Iguazú, el pico se empezó a definir a las 12 con una lectura en Puerto Iguazú de 24,50 metros, sin alcanzar el valor de alerta, de 25 metros”.

El ingeniero detalló que las precipitaciones disminuyeron, pero hay pronóstico de nuevas lluvias, aunque no tendrían la magnitud de las que se desarrollaron a principios de esta semana en dicha zona.

Repunte

Este panorama reportará mejoras en el nivel del río Paraná a la altura de Rosario, en el marco de la bajante más prolongada en la historia. Aunque no serán definitivas: “Toda esta crecida significará una mejora en los niveles fluviales, que podría ser pasajera. Los niveles volverían a ubicarse en la franja de aguas medias (2,40 metros), con un pico del orden de los 5 a los 5,50 metros en Corrientes para el 18 de octubre”.

“En Rosario se alcanzaría el límite superior de las aguas bajas y podría quedar en aguas medias algunos días”, añadió, aunque sostuvo: “La crecida no cambiaría la condición de los cursos de agua en el Delta”.

Los registros que el INA tiene en su haber sobre el río Paraná comienzan en 1884 y, hasta ahora, no se encontraba una bajante tan prolongada en el tiempo como la que experimenta la región desde hace alrededor de tres años. Las previsiones son alentadoras ya que se espera que no vuelvan a registrarse mediciones negativas como las que hubo a principios de 2022, pero todavía hay un largo camino por recorrer para que el río vuelva a sus niveles normales y en el que habrá que sortear períodos con pocas lluvias.