• 04:55

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Interna de la CGT: inesperada alianza Pablo Moyano – Barrionuevo y cómo reclamarán por Ganancias

Lunes, 08 julio 2024

  • El miércoles se reúne la mesa chica en la búsqueda de cerrar filas en la interna y acordar sus próximos pasos en el vínculo con el Gobierno.
  • La presión de los sectores más combativos por un nuevo paro general y la judicialización por el impuesto a los salarios.

Interna de la CGT: inesperada alianza Pablo Moyano - Barrionuevo y cómo reclamarán por Ganancias

La CGT no irá a Tucumán al Pacto de Mayo y busca consensuar una tregua interna.

La CGT no será parte este lunes por la noche del Pacto de Mayo, pero en julio, que Javier Milei lanzará en Tucumán. «Para ir para una foto, no tiene ningún sentido», fue la definición consensuada por el triunviro cegetista que componen Héctor Daer, Carlos Acuña y el combativo Pablo Moyano tras recibir la invitación oficial de la Casa Rosada. Los caciques sindicales interpretan que fueron «ninguneados» en la convocatoria al encuentro (que dicen haber recibido a destiempo y sin un propósito explícito para su presencia) y sostienen que el Gobierno nunca esbozó un entusiasmo real en su participación junto a gobernadores, empresarios y referentes políticos.

El gesto sindical ofreció así un mensaje por partida doble: hacia afuera, pero también hacia adentro. Por una parte, remarcó el esfuerzo por marcarle los límites al acercamiento con el Gobierno, que se sustancia -hasta ahora- en las conversaciones informales con el jefe de Gabinete, Guillermo Francos; el secretario de Trabajo, Julio Cordero, y el asesor todoterreno Santiago Caputo. Pero también, y con mayor empeño tras algunos cortocircuitos en las últimas semanas, por obturar cualquier escenario que potencie una ruptura de la central. «No hay nada que altere la unidad, ni lo va a haber», garantizó Gerardo Martínez, el titular de la Uocra y un referente clave de la conducción, ante Clarín.

Hacia ese objetivo confluirán los principales movimientos cegetistas durante los próximos días. Para el miércoles por la tarde en la sede de UPCN esta previsto un encuentro de la mesa chica de la entidad, que volverá a reunir cara a cara y después de casi dos meses a los referentes de los espacios moderados y más combativos de la cúpula. La apuesta central de la reunión será la de afianzar alguna especie de tregua entre ambos grupos y consensuar los lineamientos centrales de la estrategia sindical para las próximas semanas.

El desafío para los dialoguistas de la CGT, donde confluyen los denominados «gordos» con Daer a la cabeza y el resorte de los «independientes» -además de Martínez, el anfitrión Andres Rodríguez y José Luis Lingeri, será allí contener la fuerte presión de la insólita confluencia que expresan las posiciones de Pablo Moyano y el gastronómico Luis Barrionuevo para escalar en el enfrentamiento con el Gobierno con el anuncio de una nueva medida de fuerza.

«Hay que asegurar que una reacción particular no altere la lógica de la unidad, el frente interno es clave», reparó otro referente del sector moderado en las últimas horas. Fue después de anoticiarse del último movimiento de Barrionuevo, que -en medio de acusaciones contra el Gobierno por supuestas maniobras para beneficiar a su ex cuñado Dante Camaño en la fuerte pelea que ambos mantienen por el control del gremio gastronómico porteño- reunió el jueves a su tropa con un reclamo aireado para ponerle fecha ya a un paro general de 36 horas.

La aspiración de los dialoguistas por cerrar filas en la interna también supone «esquivar los movimientos digitados desde el Instituto Patria«. La alusión excede la inquietud por la actitud del número dos de Camioneros -que suponen más contenida por la voz de mando de Hugo Moyano- y se cierne especialmente sobre los dirigentes más alineados con el kirchnerismo, como el mecánico Mario Manrique, el bancario Sergio Palazzo o el jefe de la UOM Abel Furlán, que alimentan un plan de ofensiva a fondo contra la Casa Rosada.

Por eso la reunión del miércoles apuntará a reforzar la contención interna y, en paralelo, definir una línea de acción para las próximas semanas. Ese esquema no contempla la definición de una nueva huelga general (la tercera tras los paros del 24 de enero y el 9 de mayo). «Hay que administrar los tiempos, no podemos apresurarnos», aseguran entre los sectores mayoritarios, donde admiten los efectos crecientes de la recesión económica sobre los salarios y jubilaciones, el aumento del desempleo y de las condiciones de pobreza e indigencia, pero aconsejan actuar con cautela a la espera de los movimientos del Gobierno tras la sanción de la Ley Bases y el paquete fiscal. «Si la crisis se profundiza, la situación se va a poner muy fea y ahí tendremos que estar», apuntó otro gremialista.

En el mientras tanto, la intención de la cúpula cegetista es dar libertad de acción para que cada gremio inicie presentaciones judiciales individuales contra la reversión de la cuarta categoría de Ganancias, en base a la argumentación de los especialistas que consideran inconstitucional la medida porque no fue aprobada por ambas cámaras del Congreso.

A la par, durante la reunión del miércoles se sumará el análisis de los abogados de la central sobre los aspectos centrales del texto del capítulo laboral de la Ley Bases que fue sancionada. En ese caso, se evaluará la conveniencia de avanzar con alguna presentación colectiva, tal como ocurrió en enero con el DNU 70/23, cuyos cambios en materia laboral fueron frenados por la justicia y ahora deberán ser analizados por la Corte tras el amparo efectuado por la central obrera.