• 16:41

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Hubo más de 400 incendios de pastizales y basurales en lo que va del año en Rosario

Sabado, 22 octubre 2022

Gentilice diario La Capital

Por Tomás Barrandeguy

La sequía es uno de los factores determinantes para que se repitan este tipo de quemas que dañan el medio ambiente. La Municipalidad apunta a erradicar 80 minibasurales antes de fin de año

En lo que va de 2022, en la ciudad se registraron 447 incendios por pastizales o basurales en Rosario, con un pico en septiembre y con el mayor registro en el distrito noroeste. Desde Defensa Civil indicaron que la sequía prolongada es uno de los principales factores para que se puedan desarrollar quemas en cualquier momento, en un contexto en el que los suelos no tienen humedad y por lo que cualquier incidencia humana, intencional o accidental, puede derivar en un evento de este tipo. La Municipalidad indicó que erradicaron 63 puntos de arrojo indebido de residuos en lo que va del año y que apuntan a llegar a 80 para diciembre; además, recordaron que sigue vigente el servicio de recolección de verdes y voluminosos.

Si bien desde Defensa Civil tienen datos de años anteriores, desde 2022 comenzaron a cruzar la información con Bomberos para configurar mapas de riesgo, independientemente de si tienen que acudir a dar apoyo o no, según dijo a La Capital el subdirector de Defensa Civil de Rosario, Gonzalo Ratner. Es por eso el salto considerable en cantidad de sucesos del tipo «pastizales y basurales», como lo tienen categorizado: mientras que se registraron 277 incendios en 2020 y 200 en 2021, en lo que va de 2022 ya se contabilizan 447.

“Tenemos toda la información que ingresa en la base de los bomberos, por más que no necesite recursos extraordinarios de nuestra parte y que sea por cuestiones menores. Buscamos generar estadísticas de uso común y mapas de riesgo para analizar la ciudad”, dijo Ratner.

El patrón identificado, como lo marca el pulso actual, es que la quema de pastizales en cualquier parte de la ciudad se intensifica por la sequía prolongada que experimenta la región. Hubo incendios todo el año, pero los picos se dieron en julio (73) y septiembre (88). En lo que va de octubre, ya se contabilizaron 52, además de un grave perjuicio al medio ambiente, que ya viene sufriendo por los incendios intencionales y constantes en el Delta del Paraná.

Al respecto, Ratner dijo: “Esto está relacionado con lo climático. Es una temporada muy seca, con una escasez de lluvia muy grande. En meses de promedios menores de lluvias es cuando hay mayor incidencia de quema de pastizales. Se reúnen todas las condiciones: sequía, material combustible por la pastura seca y el factor humano, que viene de colillas de cigarrillos o quema de hojas”.

La sequía se sintió con fuerza en la región y los acumulados respaldan esa percepción. La observadora meteorológica Vanessa Balchunas indicó que en el período junio-julio-agosto, que conforma el invierno meteorológico, se registraron solo 10 milímetros acumulados, con eventos esporádicos de entre 3 y 4 milímetros como máximo.

«Septiembre fue un mes que nos sorprendió porque, hacia el final, a pesar de los vientos y la sequedad, comenzamos a recuperar la posibilidad de algunas lluvias y tuvimos 22 milímetros en Rosario«, afirmó.

Por distrito

Una de las zonas de mayor actividad de incendios es Circunvalación. Y para eso Ratner brinda una explicación: “Hay mucho tránsito y los pastizales de los costados son grandes. Cuando se reúnen las condiciones que mencionamos, algo que pasó durante los últimos meses, se puede iniciar un incendio en cualquier momento”.

El distrito que tiene más cantidad de incendios de pastizales y basurales en lo que va del año es el noroeste (100), seguido por el oeste (97), el norte y el sudoeste (85 cada uno). El distrito sur notificó 49 quemas de este tipo y el centro 28.

La clave para que no se desaten este tipo de incendios es comprender que una quema controlada como se podía realizar en años anteriores, a esta altura ya no es posible por las condiciones de sequía reinante. “En septiembre, mes que más cantidad de incendios hubo, prácticamente no tuvimos lluvias y sí pastura seca, cuando recién se empieza a ver el verde de la primavera”, dijo Ratner.

“Cuando tenés lluvias normales, hay períodos en los que no se presentan estos incendios porque queda humedad en el suelo. Con un período de sequía tan prolongado, hay mucho combustible por el pastizal seco, hay viento y el factor humano, que es el que termina desencadenando esto”, afirmó.

Minibasurales

En relación a los sitios de acopio de basura, el subdirector de Defensa Civil indicó que en diversos espacios se da una conjunción entre la quema de basura informal con pastizales.

“Se puede dar que algún vecino, para reducir, comience el fuego sobre la basura”, manifestó, para agregar: “Se da en lugares abiertos y conviven un basural informal con el pastizal, en donde también se suelen tirar restos de poda. Cualquier situación (de intervención humana) puede generar que se comiencen incendios”.

La eliminación de minibasurales es uno de los puntos que incluyó la Municipalidad en el pliego que envió al Concejo a mitad de año por el nuevo sistema de gestión de residuos urbanos. El mismo está pendiente de debate, mientras corre una prórroga de 24 meses, vigente desde julio, para el sistema actual.

El subsecretario de Espacio Público y Respuesta Cercana, Luciano Marelli, detalló que, hasta ahora, eliminaron 63 puntos de arrojo indebido de residuos sobre 80 que tienen como objetivo para este año. En su mayoría son escombros, restos de poda y muebles o electrodomésticos en desuso: “La situación macroeconómica impacta. Hay más personas trabajando en la recuperación informal, con changas, y también el precio del volquete aumenta. Esto hace más difícil que la gente contrate ese servicio”.

El funcionario recordó que el municipio tiene un servicio de recolección de residuos verdes y voluminosos, con el que se puede coordinar el retiro de ramas, escombros, muebles y electrodomésticos viejos o fuera de uso. Es gratuito y se puede solicitar llamando al 147 o a través de la app Rosario Responde. “La mayoría de llamados que recibimos en materia de higiene urbana, a diario, son por trámites para solicitar y programar el servicio de verdes y voluminosos”, aseguró.

Pensando a futuro y con el pliego del nuevo servicio de gestión de residuos presentado, el subsecretario indicó que se busca rediseñar servicios para llegar a erradicar todos los minibasurales y para que no se arrojen más residuos en lugares indebidos: “La idea es trabajar con equipamiento urbano más innovador. Estamos tratando de incorporar tecnología para el control de algunos puntos de arrojo a través del monitoreo con cámaras que nos permitan identificar infracciones”.

Si bien depende de qué sector de la ciudad se aborde, Marelli explicó que “el arrojo de residuos es más propenso en lugares donde no hay nadie que observe o donde no hay vecinos”.