• 23:23

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Europa y el G7 le bajan el precio al petróleo de Rusia y golpean a Putin

Viernes, 02 diciembre 2022

No pagarán más de 60 dólares el barril, 27 dólares por debajo del valor internacional, pero no muy lejos del valor que ya tiene el crudo ruso

La Unión Europea y el G7 llegaron a un consenso sobre el precio al que limitarán el petróleo ruso. El precio impuesto, de $60 dólares el barril, representa un descuento de casi 27 dólares frente al valor del crudo Brent, el referente mundial. Pero el crudo ruso, el de los Urales, ya se paga a 65/70 dólares, de modo que la sanción no es tan dura.

La noticia del acuerdo fue confirmada en Twitter por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y marca un hito en los esfuerzos de Occidente para castigar a la Rusia deVladimir Putin sin aumentar los costos de la energía en el mundo. La guerra desatada por Putin el 24 de febrero al invadir Ucrania causó una estampida mundial de los precios de la energía, con efectos recesivos en casi todos los países. Rusia, a su vez, se vio doblemente perjudicada por las duras sanciones que le impuso Occidente y la fuga en masa de empresas extranjeras, a lo que se sumó un severo recorte de las compras de su gas de parte de Europa occidental. Rusia también sufrió el exilio de muchos jóvenes universitarios, que escaparon de la conscripción.

“Hoy, la Unión Europea, el G7 y otros socios globales acordaron introducir un límite de precio global para el petróleo transportado por vía marítima desde Rusia”, dijo von der Leyen, y agregó que fortalecería las sanciones contra Rusia, disminuiría los ingresos de Moscú y estabilizaría los mercados energéticos por permitir a los operadores con sede en la UE enviar el petróleo a terceros países siempre que tenga un precio por debajo del tope.

Los 27 estados miembros del bloque acordaron establecer el tope en 60 dólares el barril, dijo un funcionario de la UE con conocimiento del tema. Las economías más grandes de Occidente acordaron a principios de este año establecer un tope de precios luego de la presión ejercida por Estados Unidos, y prometieron discutir los detalles a principios de diciembre. Pero establecer un número resultó difícil.

Limitar el precio del petróleo ruso entre $65 y $70 por barril, un rango que se discutió anteriormente, no habría causado mucho dolor al Kremlin. El crudo de los Urales, el de referencia de Rusia, ya se ha estado negociando dentro de ese rango. Países de la UE como Polonia y Estonia habían presionado para que el tope fuera más bajo.

“El acuerdo de tope del precio del petróleo de hoy es un paso en la dirección correcta, pero esto no es suficiente”, tuiteó el ministro de Relaciones Exteriores de Estonia, Urmas Reinsalu. “La intención es correcta, la medida es débil”. Un precio de $60 representa un descuento de casi $27 frente al crudo Brent, el referente mundial. El Urales ha estado cotizando con descuentos de alrededor de $23 en los últimos días. Reuters informó que el acuerdo de la UE incluía un mecanismo para ajustar el nivel del tope para garantizar que siempre estuviera un 5% por debajo de la tasa de mercado.

El riesgo de establecer un precio más bajo es que Rusia podría tomar represalias recortando su producción, lo que agitaría los mercados. Rusia advirtió previamente que dejará de suministrar a los países que se adhieran al límite. Con la alineación de los países de la UE, se eliminó el último obstáculo que quedaba para un acuerdo más amplio del G7. Un alto funcionario del Departamento del Tesoro de EEUU dijo que 60 dólares serían aceptables .

“Todavía creemos que el precio tope ayudará a limitar la capacidad de Putin de sacar provecho del mercado petrolero para que pueda continuar financiando una máquina de guerra que continúa matando a ucranianos inocentes”, dijo a los periodistas el coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby. “Creemos que los 60 dólares por barril son apropiados y creemos que tendrán ese efecto”, agregó Kirby.

El tope de precio está diseñado para que lo apliquen las empresas que hacen envío, seguros y otros servicios para el petróleo ruso. Si un comprador acordó pagar más que el tope, retendría esos servicios. La mayoría de estas empresas tienen su sede en Europa o Reino Unido. Los inversores están preocupados, ya que el embargo de la UE sobre el transporte marítimo de petróleo ruso entrará en vigor este lunes. “Hay tanta incertidumbre y falta de claridad que nadie está realmente seguro de cómo actuar”, dijo Richard Bronze, de la firma de investigación Energy Aspects. 

  Los precios del petróleo han caído bruscamente desde el verano, ya que los bloqueos de China por el coronavirus y los temores de una recesión mundial han afectado la demanda. La OPEP y Rusia anunciaron un gran recorte de la producción en octubre , pero tuvo poco impacto. El embargo de la UE podría comenzar a empujarlos al alza nuevamente, temen los especialistas en este mercado.