• 10:09

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Empalme Graneros: un nuevo crimen, el regreso del paco y el recuerdo de Fabricio Zulatto 

Oct 20, 2022 #tan medios policiales

Jueves, 20 octubre 2022

El mismo asentamiento irregular donde fue encontrado este jueves el cuerpo de un hombre fue la zona donde se halló el cadáver del jugador de fútbol de salón de Newell’s hace seis años. Otro dato del lugar indica además el aumento actual del consumo de un estupefaciente muy extendido después del 2001

El asentamiento irregular de Génova al 2100 donde fue hallado el cuerpo de un joven asesinado en la mañana de este jueves es el mismo lugar donde fue encontrado el cadáver de Fabricio Zulatto, el jugador de fútbol de salón de Newell’s que mataron en agosto de 2016. Otro dato del lugar indica además el aumento actual del consumo de un estupefaciente muy extendido después del 2001: el paco.

A metros de donde este jueves actúa Gendarmería Nacional hay búnkeres donde se vende droga en esa parte de Empalme Graneros. Mientras trabajaba el fiscal Alejandro Ferlazzo y una brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal para esclarecer el hecho, testimonios recolectados por Radio 2 dan cuenta que en esa zona se consume ahora principalmente paco, ya que es una droga barata. Se trata del estupefaciente que irrumpió a nivel nacional con mucha fuerza luego de crisis del 2001 y que en Rosario fue secuestrada por primera vez en 2010. 

El cuerpo del joven asesinado, de acuerdo a la estimación de investigadores policiales, tendría 23 años. Según la revisión de médicos que acudieron al lugar, la víctima tiene al menos dos impactos de bala en el cráneo, está atada de pies y manos y tenía un pañuelo en la boca.

El crimen de este jueves por la mañana sobre las vías del tren a la altura de Génova al 2100. (Foto: Alan Monzón/Rosario3)

No es el primer homicidio con características mafiosas que ocurre en ese lugar. Fabricio Zulatto, de 21 años, fue encontrado muerto allí el 9 de agosto de 2016, tras estar dos días desaparecido.

El cuerpo de Zulatto estaba enterrado en el pozo ciego de un búnker y tenía tres disparos de arma de fuego en el cráneo. Por ese homicidio fueron condenados a prisión perpetua Andrés Soza Bernard y Omar Darío “Pilo” Motier, coautores según la acusación que fue confirmada en la Cámara de Apelaciones.

El asentamiento a pocos metros del crimen de este jueves. (Foto: Alan Monzón/Rosario3)

Según la acusación de la fiscal Georgina Pairola, que intervino en ese homicidio de 2016, el crimen se desencadenó tras una posible discusión entre Zulatto y Soza Bernard, que vendía droga. «Tal vez hizo un comentario desafortunado que encendió la ira de Soza Bernard, que es una persona irascible, con características particulares que se notaron cuando mató a su pareja», dijo en relación con otro homicidio en el que participó uno de los condenados.