• 04:50

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Central no estuvo a la altura, perdió con Barracas por la mínima y le dijo chau a la Copa Argentina

Lunes, 08 julio 2024

El Guapo se impuso 1-0 en el estadio de Platense con un golazo del ex Canalla Jhonatan Candia, por los 16avos de final del torneo. El equipo de Russo empezó mejor pero no pudo concretar y en el segundo tiempo dejó una pálida imagen

El Canalla fue de mayor a menor en el partido y quedó eliminado de un torneo que lo vio campeón en 2018, pero que hace seis ediciones que no pasa los 16avos de final. Miguel Russo deberá trabajar y mucho para levantar el ánimo de un plantel que ahora deberá afrontar la serie de Sudamericana

Quizás sea una maldición o bien ya una costumbre. Pero Central volvió a fracasar en la Copa Argentina. El Canalla logró el título en 2018 y a partir de ahí nunca pudo avanzar más allá de los 16avos de final. El verdugo en esta edición fue Barracas Central, que encima le ganó con un gol de Jonatan Candia, un ex jugador auriazul. Pero más allá de la eliminación lo que preocupó fue la falta de ideas de un equipo que en una semana arranca una serie internacional por la Sudamericana. Casi nada para rescatar, salvo algunos pasajes en el primer tiempo.
La primera parte fue muy disputada, con los dos equipos jugando casi en la mitad de la cancha todo el tiempo. Aunque fue Central quien llevó más riesgo al arco de enfrente hasta minutos antes del entretiempo. Y en casi todas las ocasiones de peligro que tuvo el equipo de Russo para abrir el marcador participó Campaz. El colombiano fue el primero que buscó el gol en el amanecer del partido pero chocó con un Moyano inspirado. Luego tuvo una oportunidad inmejorable pero remató afuera y más tarde habilitó a Ruben con un centro a la cabeza que exigió la mejor atajada del arquero de Barracas de todo el primer tiempo.
¿Y el rival? Un buen remate de Candia que respondió bien Werner y otro intento desde afuera que el arquero canalla no tuvo inconvenientes en despejar. Y no mucho más hasta los minutos finales donde encontró la ventaja.
El Canalla pecó siempre ir por el sector de Campaz y utilizar muy poco a Giaccone, y sobre todas las cosas careció de juego por adentro. Es que la tentación de buscar a la dupla de delanteros se impuso sobre cualquier otra cuestión futbolística.
Párrafo aparte para Ruben. El histórico goleador jugó por primera vez, desde su regreso, como titular. Lo hizo con muchas ganas y no se puso “colorado” a la hora de darle una mano al mediocampo cuando el equipo de Orfila trataba de imponerse en la disputa por la pelota.
Antes del pitazo para el entretiempo llegó el gol de Barracas y con un ex canalla como autor. Es que Candia ajustó el tiro libre al ángulo de la barrera y convirtió el 1-0. Antes el Guapo había avisado con un remate al pelo y tras una infracción de Ibarra, algo innecesaria por cierto, llegó el tanto segundos antes de que Dóvalo marcara el final del primer tiempo.
Tras los primeros minutos del complemento y sin poder imponer condiciones, Russo mandó a la cancha a Malcorra y a Lovera y sacó a los dos de afuera. Nombres por nombres y sin modificar el esquema que no había funcionado de buena manera en el primer tiempo. Sin juego, sin ideas y sin poder imponer condiciones en la mitad de la cancha para ir en busca de Moyano el juego a Central se le hizo muy cuesta arriba.
Los hinchas perdieron la paciencia ante la incapacidad de resolución de un equipo largo, inofensivo y que demostró una vez más que este esquema, por la clase de jugadores que tiene y que le falta, no es funcional.
Minutos más tarde y buscando un cambio que le generara llegar al arco de enfrente con peligro, el técnico mandó a la cancha a Módica y a Jonatan Gómez. Pero ni estos, ni los dos que habían entrado antes pudieron cambiar la ecuación de un juego que pareció terminar en el mismo momento que Candia cambió el tiro libre por gol.
Un golpe durísimo. Un golpe que estará en este plantel y en el cuerpo técnico que no haga mella en el futuro inmediato. Es que no hay tiempo. Ya que la semana que viene el Canalla se jugará lo más importante que tiene en el semestre, seguir con vida a nivel internacional. Un certamen que llegó tras ser campeón, pero que hoy está bastante lejos de poder mostrar algunos de esos atributos que le permitieron alcanzar la gloria en diciembre pasado.