• 23:39

Tu aliado diario...

"En el mundo del streaming, la calidad importa. Tan Medios TV, te ofrece lo mejor.

Ataques y usurpaciones mapuches: Villa Mascardi sufrió la semana más violenta desde el intento de desalojo de 2017

Domingo, 02 octubre 2022

Encapuchados incendiaron un puesto de Gendarmería y tomaron una cabaña. Vecinos autoconvocados se movilizarán hoy para “exigir por la defensa de la Soberanía Nacional”

Con dos nuevas usurpaciones, un atentado incendiario a una casilla de Gendarmería Nacional y una inspección ocular a cargo de la Policía de Río Negro, el conflicto del paraje rionegrino Villa Mascardi atravesó una de sus semanas más intensas desde el frustrado intento de desalojo ocurrido en 2017, en el que fue asesinado de un disparo uno de los integrantes de la lof Lafken Winkul Mapu, Rafael Nahuel.

Desde aquel entonces, el paraje nunca recuperó la paz que lo caracterizaba, rodeado de bosques, montañas y el lago Mascardi.

Villa Mascardi es, en la actualidad, sinónimo de ataques terroristas, vandalizaciones, cortes de ruta y usurpaciones.

Los encapuchados que integran la autoproclamada agrupación mapuche eligieron ese sitio paradisíaco para iniciar una recuperación de territorio ancestral, a pesar de que no hay registros de la presencia de sus antepasados en la villa.

Luego de tomar control de dos lotes pertenecientes a la Administración de Parques Nacionales, cinco años atrás, iniciaron una travesía delictiva y violenta, con la usurpación de propiedades públicas y privadas. Ninguna de ellas pudo ser recuperada por sus propietarios.

El avance y el control ejercido en toda la franca, puso en jaque la logística mapuche ya que no tiene tanta gente como para permanecer en todos los espacios usurpados al mismo tiempo.

Ello quedó demostrado en la última diligencia judicial que se realizó el jueves pasado, en la que efectivos de la Policía de Río Negro ingresaron a La Cristalina, una cabaña que pertenece al presidente de la Junta Vecinal de Villa Mascardi, Diego Frutos, en la que sólo había rastros e indicios de que efectivamente había sido usurpada, aunque no había personas allí.

“Unos leños encendidos, un árbol derribado y un arroyo cuyo curso fue modificado por los encapuchados son pruebas suficientes para demostrar que, efectivamente, los mapuches están instalados en la propiedad”, señalaron fuentes vinculadas a la investigación.

El primer episodio de la semana fue el ataque a tiros y posterior incendio de una casilla móvil perteneciente a Gendarmería Nacional, ocurrido el domingo pasado a las 21.30. Los cinco uniformados que estaban allí, superados en número, no tuvieron más opción que correr por sus vidas.

Puesto movil de la Gendarmería destruido por un ataque mapuchePuesto movil de la Gendarmería destruido por un ataque mapuche

El ataque se produjo en el predio denominado Los Radales, perteneciente al vecino Luis Dates, quien el 1 de agosto pasado ya había denunciado el incendio intencional de su cabaña. Tras ese episodio y un pedido expreso de la fiscalía federal, la fuerza designó una custodia permanente en el lugar para evitar que la vivienda principal, sea usurpada.

Gendarmería Nacional, luego del atentado a su casilla, retiró a sus hombres y los “pseudo” mapuches lograron el objetivo de tomar posesión sobre la vivienda principal.

Dates, al día siguiente, radicó la denuncia penal y solicitó a las autoridades judiciales la inmediata restitución de la propiedad privada.

Pero ese no fue el único avance que protagonizaron los encapuchados, ya que al día siguiente también se instalaron en La Cristalina.

Frutos, a través de su abogado defensor Ernesto Saavedra, solicitó una autorización judicial para constatar que el predio estaba bajo control de los mapuches y el Ministerio Público Fiscal accedió a su pedido.

Mientras que cerca de una treintena de uniformados de la Policía de Río Negro revisaba el lote y confirmaba la existencia de los integrantes de la lof Lafken Winkul Mapu, a través de un video la agrupación ratificaba su avance sobre la propiedad del dirigente vecinal.

La CristalinaLa Cristalina

“Estamos recuperando territorio mapuche, donde vivieron nuestros antepasados, y recuperando nuestra vida mapuche”, dijeron dos de sus integrantes en un video que se encargaron de compartir a través de las redes sociales.

La sucesión de incidentes ocurridos durante la semana, reavivó el reclamo al gobierno nacional para que disponga de fuerzas federales que actúen de forma preventiva en Villa Mascardi, para frenar el avance mapuche y poner fin a los hechos de violencia.

De esta forma, entre el domingo y el lunes estarían arribando a la zona efectivos de Policía Federal y de Seguridad Aeroportuaria, Gendarmería, Prefectura Naval para conformar, junto a efectivos rionegrinos, un comando operativo.

En una fugaz visita del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, a la ciudad de General Roca, en el Alto Valle rionegrino, el mandatario anunció que la próxima semana “habrá novedades” aunque no brindó precisiones sobre las medidas que se implementarán desde la cartera de seguridad, que comanda Aníbal Fernández.

Mientras tanto hoy los vecinos autoconvocados – entre los que se encuentran varios de los damnificados – intentarán realizar una movilización en vehículos hasta Villa Mascardi para “exigir por la defensa de la Soberanía Nacional”.

Sin embargo en un intento anterior de idénticas características, fuerzas de seguridad establecieron retenes en ambos extremos de Villa Mascardi, interrumpieron la circulación de vehículos y frustraron los planes de los manifestantes, para evitar “posibles confrontaciones y enfrentamientos” con la lof asentada en el lugar.

Por el momento los organizadores mantienen en pie sus planes y confían en que podrán trasladarse hasta la villa “para elevar las banderas argentinas y repudiar así el avance mapuche en propiedades públicas y privadas”.